Navigation Menu

La lactancia materna “Atonta” a las madres

on 3 Junio 2015

 

Supongo que recordarés nuestro post en el que denunciamos públicamente que el gerente de Eroski Albacete había recriminado a una mujer por dar el pecho en sus instalaciones, en lugar de hacerlo en la sala de lactancia.

Además de escribir en nuestro blog, Lactancia en Libertad se puso en contacto con atención al Cliente de Eroski para reclamar sobre este hecho producido. Pues bien, varios días después, hemos recibido respuesta por parte del propio gerente; Roberto Godos.

Parece ser que las madres que damos el pecho, con esto de la lactancia perdemos neuronas. A lo mejor se escapan por la leche materna, y por eso los estudios dicen que los niños de pecho son más inteligentes. Claro! A costa de las madres!!! O tal vez, el hecho de dar el pecho hace que nos volvamos sordas y que sólo oigamos lo que queremos oír.

Neuronas de una madre lactante

Estamos hartas de que nos tomen por imbéciles y nos digan que no sabemos interpretar sus palabras

Lo que está muy claro, es que desde la trayectoria de Lactancia en Libertad, y desde nuestros inicios ya con el caso Primark, estamos muy hartas de que nos pongan continuamente excusas cuando se producen estos hechos. Estamos hartas de que nos tomen por imbéciles y nos digan que no sabemos interpretar sus palabras. Que ellos sólo sugerían, no obligaban, y que lo hacían exclusivamente por nuestra comodidad. Señores, tan difícil es decir la verdad? Tanto cuesta admitir un error y decir: Sí, me he quivocado. Dije eso y no estuvo bien. Lo siento. No. Mejor mentir, y decir: Yo no quería decir eso. Es que la madre ‘NO ME ENTENDIÓ BIEN’.

Por favor, basta de insultarnos y tomarnos el pelo. Creo que nos merecemos una disculpa formal

Aquí os dejamos la carta del gerente, y la respuesta a la misma por parte de la madre afectada. Juzguen ustedes mismos.

  Estimada Sra,

Me dirijo a Usted con la intención de aclarar el malentendido que se hubiera podido producir hace unos días en relación a la práctica de la lactancia realizada por una madre en el centro comercial Albacenter.

Quisiera aclarar que mi intención al dirigirme a ella fue exclusivamente la de indicarle la disponibilidad de una sala de lactancia a disposición de aquellas madres y padres que quiseran utilizarlas. Si, fruto de mis palabras, alguien se haya sentido ofendida/o pido disculpas porque, como digo, no fue en absoluto mi intención.

En EROSKI, una empresa formada por un 80% de mujeres, mostramos una gran sensibilidad hacia el ejercicio de la lactancia, como forma más natural y saludable de alimentación durante la primera etapa de nuestra vida, algo compartido por toda la comunidad científica.

Para facilitar la lactancia en el día a día de nuestras/os clientas/es, habilitamos ya hace bastantes años salas específicas para este uso en los centros comerciales de nuestros hipermercados. Fue una iniciativa en respuesta a la demanda de nuestras/os clientas/es y también muy apoyada por todo el colectivo de trabajadoras/es.

Ésta era la sala a la que me refería en la sugerencia que realicé a esa madre que se encontraba en una zona del centro comercial que entendía podría ser no del todo cómoda para ella. Por supuesto, si prefiere no utilizarla, sólo quiero mostrar mi absoluto respeto.

Finalmente, quisiera trasladar el pesar que ha supuesto la trascendencia de este malentendido para mí y mi familia porque desde luego, traslada unos valores con los que no me siento identificado siendo como soy, además, padre de familia. 

En este sentido, les agradecería hiciéran llegar esta carta a esta madre lactante y reiterarle mi más profundo respeto. 

Respuesta de la madre:

Sr. Roberto, después de haber leído su respuesta me gustaría aclarar varios puntos:

– Lo que ocurrió no puede calificarse de malentendido, para mi esta muy claro, mi presencia allí dándole el pecho a mi hijo le molestaba, sea franco.

Tanto lo que dijo como el tono, chulesco y prepotente que utilizó para dirigirse a mí durante toda la conversación lo dejaban claro, no le gustó nada verme fuera de la sala de lactancia, conversación que como recordará,  zanjó dejándome con la palabra en la boca.

– Usted no vino a informarme, fui yo la que después de oír como le decía a las dos personas con las que iba en tono molesto y despectivo…” No se porque no utiliza la sala de lactancia que para eso esta, si no existiese se quejarían”, esto lo dijo justo antes de que se cerrara la puerta por la que pasaban y lo pude oír, al poco volvió a pasar y fui yo la que me acerque a usted y le dije que si había algún problema en que le estuviese dando el pecho a mi bebé, usted contesto que sí, que para tal hecho estaba la sala de lactancia, después de decirle que si el problema era el pecho o que si estuviese dando un biberón también estaría molestando, me volvió a responder lo mismo, que para lo que estaba haciendo estaba la sala de lactancia. Entonces tanto yo como mi hermana le dijimos que la sala es una opción para las mujeres que así lo prefieran y que no podía obligarme a usarla, usted contesto que sí, que igual si que podría y terminando estas palabras se fue por la puerta que tenia detrás dando por terminada la conversación. Si usted ve aquí un malentendido,yo no.

Le pregunté si había algún problema […] Usted contestó que sí.

Me hizo sentir muy ofendida, no solo por lo que dijo sino también por como lo dijo, que en ningún momento mostró respeto por mi decisión de amamantar a mi hijo en esa zona y ni mucho menos preocupación por si estaba cómoda o no.

– Decirle que si fuese cierto lo que dice y me hubiera sugerido educadamente la utilización de la sala de lactancia toda esta repercusión que dice haberle hecho sentir mal, no hubiese existido.

– Que las madres lactantes nunca tenemos que escondernos de nadie, porque todo el mal que hacemos es alimentar a nuestros hijos y que toda persona que no vea este hecho como algo hermoso es su problema.

Si me permite le pediría que deje de excusarse con que fue un malentendido y asuma que su comportamiento no fue correcto, rectifique y pida disculpas y todo esto públicamente.

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

468 ad