Navigation Menu

En Febrero de 2012, Daniela hacía público en FaceBook lo ocurrido en un establecimiento en Primark de Murcia.

“Hola, me llamo Daniela, soy mamá de Antonella y Camila que tiene tan solo mes y medio. Les escribo porque quería contarles lo que nos pasó ayer con respecto a la lactancia en el Primark ( local comercial ubicado en la Nueva Condomina de Murcia)

Ya hacia una hora que estaba eligiendo ropa cuando Camila empezó a dar signos evidentes de que quería la Teta. Me dirigí al probador. Ante los llantos de mi hija las clientas que esperaban ahí, amablemente me dieron paso. Le pedí a la empleada que atendía en ese momento que me deje pasar para poder amamantar a mi hija y se negó rotundamente por normas de la empresa. Con gran asombro y latente estado de nervios por la falta de sentido común y solidaridad de esta mujer, cogí las prendas que tenia en la mano y se las mostré para que me dejase pasar. De mala gana lo hizo amenazando con llamar a su supervisora si le daba la teta al bebé…Acto seguido me dispuse a dar el pecho a Camila cuando apareció la supervisora “invitándome” a irme, cosa que no hice. Luego apareció una manager para lo mismo y por último la guardia de seguridad( todas mujeres)….A esa altura yo ya estaba notablemente angustiada y lloraba con muchísima impotencia, sin dar crédito de lo que estaba pasando. Me sentí una criminal cuando lo único que estaba haciendo era amamantar a mi hija, el acto más natural y hermoso del mundo…”

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *