Navigation Menu

Bilbao: Crónica de una protesta por una lactancia libre.

on 22 diciembre 2013

Ya ha pasado casi una semana desde  la concentración en Bilbao. Desde ese día 16 de Diciembre en el que muchas familias se unieron para luchar contra la represión de la lactancia en espacios públicos.

Después de estos 6 días de reflexión,  podemos hacer un resumen de los acontecimientos y sacar algunas conclusiones.

Cuando nos enteramos de lo que le había ocurrido a Silvia, la primera mamá expulsada de la Alhóndiga, desde Lactancia en Libertad nos pusimos en contacto con ella para ofrecerle nuestro apoyo y nuestra disponibilidad para ayudar. Posteriormente, cuando supimos que su caso no había sido el único, tuvimos claro que teníamos que actuar.

Y así, empezamos a organizar la concentración. Empezamos a difundirlo por las redes sociales, a ponernos en contacto con asociaciones de lactancia y tiendas afines de Euskadi,  solicitamos permiso  para realizar una concentración pacífica y escribimos y enviamos una nota de prensa.

 

Los medios se hacían eco de la noticia

 

Desde Onda Vasca, se pusieron en contacto con nosotras para entrevistarnos, y éste fue el resultado:

Escuchar Entrevista a Lactancia en Libertad en Onda Vasca

Resultado del que estamos más que satisfechas, por la objetividad y la claridad con la que se trató el tema.  Merece la pena escucharlo.

Poco después, contactaron con nosotras a través de nuestro  correo electrónico representantes del grupo político  EH Bildu, indicándonos que ellos habían presentado una queja en la Alhóndiga para que permitieran la lactancia materna, y  haciéndonos saber que estaban de acuerdo con nuestra causa.

Días más tarde vemos publicada la siguiente noticia en una revista digital: Bilbao 24 h.

EHBildu solicita que se permita la lactancia en cualquier lugar de la Alhondiga

En el que efectivamente, comentaba lo que ya nos habían transmitido de EH Bildu, y aunque mencionaba también la concentración del día 16, en ningún momento se nombraba a Lactancia en Libertad como organizadora ni propulsora, y cualquier persona que no estuviera informada del tema podría pensar que la concentración era algo político, lo cual no nos gustó demasiado.

Por eso, volvimos a enviar nuestra nota de prensa a dicha revista, y ellos la publicaron al día siguiente:

La Asociación Lactancia en Libertad convoca el día 16 en Bilbao una concentración contra la “represión de la lactancia materna en público”

 

También se pusieron en contacto con nosotros otros medios, de TV como EITB, Cuatro o Telecinco, y prensa como ElCorreo, que nos indicaron que estarían allí el día 16 para hacerse eco de la noticia.

 

Y llegó el esperado día 16

 

Sí, por fin después de tantos preparativos, organización, llamadas, y muchos nervios, llegó el momento. Nos reunimos en la plaza Arriquibar y poco a poco fue llegando la gente. Habíamos impreso un par de carteles, y pegatinas para los asistentes con el lema: Tomo teta donde quiero.

 

Tomo teta donde quiero

Logo de Lactancia en Libertad. Nuestr@s hij@s tienen derecho a alimentarse dónde lo necesiten.

 

Entonces  empezamos a recoger firmas. Tres firmas por persona: Una para entregarla en La Alhóndiga, otra para en Defensor del pueblo y otra para el Ararteko.

Respecto a la recogida de firmas hubo de todo. Desde gente muy dispuesta y apoyando la causa, a gente que comentaba estar en contra, alegando que las salas de lactancia se habían creado para usarse, de forma obligatoria.

Los medios de comunicación se acercaron y entrevistaron a algunas chicas, pero en general nos comentaron que esperaban otra cosa. Ellos esperaban una tetada, no un grupo de madres recogiendo firmas. Algo mucho más llamativo y pintoresco. Les explicamos que ése no era nuestro objetivo. Si hubiéramos querido hacer eso, habríamos ido directamente a la mediateka a alimentar a nuestros bebés allí. Pero nuestra quedada era para protestar de forma formal, y por escrito. Queríamos dejar constancia de nuestro malestar, y queríamos hacerlo de forma seria. Desde luego, hubo algún bebé que tomó pecho allí, pero fue algo natural y no forzado por las circunstancias.

Al final, casi 100 firmas recogidas, y cuando fuimos a entregar la queja en Atención al Cliente no pusieron ningún tipo de pega, e incluso nos indicaron que no había ninguna norma que prohibiera la lactancia materna en La Alhóndiga.

Nos fuimos de allí satisfechas, pensando que habíamos logrado el objetivo: Que en la Alhóndiga no se volviera a reprender ni echar a ninguna mujer por estar dando el pecho.

 

Volvemos con los medios de comunicación

Esa misma noche en EITB hicieron una pequeña mención sobre nuestra concentración. Merece la pena ver el video, porque refleja muy bien nuestros objetivos y nuestras intenciones. Realmente satisfechas con el trabajo realizado por su parte.

 

Al día siguiente, ElCorreo publicó su reportaje:

“No debería hacer falta una ley, sino sentido común”

Con el que estamos bastante de acuerdo, aunque la realidad es que allí estábamos algo más que una treintena de madres…

Telecinco/Cuatro sin embargo, no publicó nada porque según ellos mismos nos comentaron, al no existir tetada, la noticia carecía de interés.

 

Y tenemos respuesta de la Alhóndiga

 

Al día siguiente a la entrega de la queja, y por correo electrónico, nos llegó la respuesta de la directora de la Alhóndiga. Aunque en resumen, os podemos decir, que ellos califican los hechos como malentendidos, puesto que el personal de la mediateka sólo trataba de informar a las madres de la disponibilidad de la sala de lactancia, seguramente, para su propia comodidad.

¡Cuánto cinismo! Porque si leeis los relatos de estas dos mujeres expulsadas, podréis comprobar cómo se les indicó de forma muy clara que debían abandonar el recinto.

Respuesta de AlhóndigaBilbao:

En AlhóndigaBilbao, centro dedicado a la cultura,  el área infantil y juvenil, Txikiland, es un espacio que ofrece una colección, servicios y actividades destinadas al público entre 0 y 13 años. Es  un espacio en el que trabajamos por acercar y despertar el interés por la lectura, el conocimiento, la tecnología, las disciplinas artísticas en distintos formatos y soportes a los más pequeños vinculándola con los afectos y con el encuentro con otros bebés, niños y niñas, y familias e impulsando y fortaleciendo valores como la solidaridad, el respeto y la tolerancia. Nunca se ha diseñado ni pensado como un lugar de juego, ni ludoteca.

Desde la apertura de AlhóndigaBilbao,  hace ya más de 3 años, han pasado por este espacio miles de madres y bebés que han disfrutado de este servicio a la ciudadanía con todas las facilidades que en él se ofertan.

Tanto en el “Reglamento de régimen interno de las personas usuarias del centro – Normas generales” como en el “Reglamento y Normas de Uso de la Mediateka” que regulan los derechos y deberes de las personas usuarias que acceden a las instalaciones no se hace mención alguna a que no esté permitida la lactancia. A las personas usuarias que están ejerciendo este derecho se les comunica la disponibilidad de una sala de lactancia que dispone de cambiador, microondas, y otros equipamientos para hacer más cómoda su estancia y la crianza de su hijo/a.

Si al recibir esta información han sentido que han sido objeto de censura, crítica o discriminación no podemos hacer otra cosa que excusarnos y recordar que trabajamos siempre con la premisa de crear un espacio para todos y todas sin discriminación alguna de ningún tipo y en el que esperamos que todos y todas respetemos los derechos y deberes establecidos.

La falta de normativa específica en este tema, hace que, como en este caso, existan malentendidos que esperamos sean subsanados.

Como madres y mujeres que somos la gran mayoría de las personas que trabajamos en esta empresa, somos especialmente sensibles y estamos concienciadas con este asunto que nos afecta a todos/as.

Desde AlhóndigaBilbao agradecemos tu aportación y confiamos en que nos ayude a mejorar el servicio que prestamos a las personas que se acerquen a estas instalaciones.

Recibe un saludo.

Lourdes Fernández
Directora de AlhóndigaBilbao

 

Nuestra reflexión final

 

Aún así, estamos satisfechas con el resultado, porque creemos que desde ahora, La Alhóndiga se posicionará a favor de la lactancia materna, y aunque no exista ninguna norma específica que lo regule, su personal tendrá claras instrucciones de no expulsar a ninguna madre que esté dando pecho. Todos sabemos, y ellos los primeros, que no ha sido un malentendido, pero para nosotras es suficiente si sabemos que no va a volver a suceder.

Desde aquí, queremos agradecer a todas las personas que se han implicado con esta causa. A todas las que nos han ayudado a difundir, a las que se han movilizado y a las que han dedicado alguna parte de su tiempo a esto. Hemos dado un pequeño paso más hacia adelante, hacia una normalización de la lactancia materna, y no os quepa duda, que desde Lactancia en Libertad seguiremos luchando para que así sea.

Muchas gracias a todos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Por qué estamos en contra de las tetadas? | - […] ellas hemos obtenido respuesta positiva y no ha sido necesario ir a más. Pero en otros casos, como el…

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

468 ad