Navigation Menu

Museo del Prado, Madrid

on 5 Septiembre 2013

En el año 2007, una madre fue expulsada del Museo del Prado en Madrid. Noticia publicada en ElPaís:

El 7 de agosto Cindy Piccard y su marido paseaban por la sala de Goya del Museo del Prado cuando su bebé, Tristán, se despertó y comenzó a llorar. “Estábamos frente a La maja y, al verle, me retiré a un banco para sentarme y darle de comer, que era lo que pedía”. Fue entonces cuando se acercó a ellos un guardia de seguridad y les dijo que se fuesen. “Que no podía dar el pecho a mi hijo allí. Que tenía que ir al baño o a la cafetería. Que mi actitud podía molestar a los demás visitantes”.

Cindy asegura que se quedó de piedra. Pidió explicaciones, quiso saber si existía una norma que lo prohibiese. Cuando el guardia le ratificó que estaba prohibido, Cindy se levantó, aún con la boca abierta y el niño en brazos, y salió de la sala directa a firmar una reclamación contra el museo.

“En conserjería me dijeron que no estaba prohibido y que el guarda debería estar equivocado, pero aun así expresé mi queja por escrito”. Semanas después, según Cindy, recibió una carta en su domicilio en la que la institución se disculpaba por las molestias, pero, según la joven “la carta no esclarecía si estaba o no prohibido dar de mamar a un bebé allí”.

Fuentes del Museo del Prado aseguran que no existe ninguna prohibición de amamantar a un lactante en las salas. “Están prohibidos los biberones porque contienen líquido y no se puede entrar con ellos en las salas”, explican. Las mismas fuentes aseguraron que si expulsaron a la mujer debió ser por una interpretación personal y errónea del guardia de seguridad.

Madre discriminada por dar el pecho en el Museo del Prado

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

468 ad