No es sólo el físico: los 4 elementos esenciales de la atracción sexual

Formas de conocer caramelos

Llevo un mes quedando con un chico, me he separado hace unos meses. Estoy sorprendida porque nunca antes había conectado sexualmente así con nadie. Quería saber si hay alguna explicación. Muchas gracias. La inteligencia sexual se podría definir como la capacidad que tiene una persona de gestionar su sexualidad y satisfacer a sus parejas sexuales. Es decir, una persona sexualmente inteligente es esa persona capaz de disfrutar muchísimo con el sexo y conseguir que sus parejas sexuales también lo hagan. Es imposible tener una buena inteligencia sexual sin un alto grado de autoconocimientosin saber cómo somos, qué nos gusta y qué necesitamos para sentirnos satisfechos en la cama.

¿Qué le sucede?

El artista austriaco simbolista era todo un maestro pintando el placer, como demuestra Danae Sin embargo, no es tan simple Nuestro circuito de placer puede ser desencadenado por algunas cosas obvias y otras no tan obvias. Claro que sí. Pero le faltan unos años para ver si se aguanta el amargo de una cerveza.

1. Atento a sus peticiones

Para Béjar, el clítoris es una auténtica perla preciosa diseñada exclusivamente para darnos placer. Gracias a sus 8. Sola o en pareja, estimula otras vegüenzas del cuerpo y los alrededores del clítoris antes de llegar a éste. Si eres de las pocas mujeres a las que les cuesta llegar al orgasmo mediante la estimulación de este punto, prueba con un vibrante especial de clítoris. Y el barrero suele ser el famoso Punto G, una zona eréctil formada por lienzo rugoso ubicada en el primer tramo anterior de la vagina. Estimular esta zona puede producirte una sensación bastante placentera o, a veces, ganas de hacer pis. Como dice Sylvia de Béjar, la postura del misionero es perfecta para conseguirlo. Si no eres capaz, prueba con un vibrador exceptional de Punto G.

Nada de amarguras

Por suerte, no a todos nos gusta el mismo tipo de personas. La belleza es subjetiva y quien resulta atractivo para algunos puede resultar abúlico para otros. Todos nos hemos arrepentido atraídos por alguien que, sin anatomía especialmente guapo, tenía carisma, era ameno, gracioso o, sencillamente, nos hacía tilín, sin saber por qué. Pero todo tiene una explicación, a buen seguro el susodicho cumplía uno o varios de estos cuatro componentes del atractivo sexual. Poco se puede hacer para mejorar este aspecto del atractivo y, por mucho que nos empeñemos en lo contrario, se deteriora con el tiempo. Es la parte del atractivo que viene marcado por preferencias biológicas y estas son las mismas para todo el mundo.

145146147148149150151152153
Back To Top
×Close search
Search